Leche de avena casera

La leche de avena tiene una de las huellas más bajas entre las leches vegetales. ¡Y es súper fácil de hacer! 🥛
Hacer tu propia leche de avena te permitirá ahorrar y también reducir algunos residuos de envases.
Sólo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  1. Ingredientes: 1 taza de avena y 4 tazas de agua.
  2. Mezcla la avena y el agua hasta que se vea cremosa y blanca.
  3. Escurrir la mezcla usando una bolsa de colador de leche de avena (también puedes usar una camiseta limpia)

A algunas personas les gusta enjuagar la avena primero después de remojarla en agua durante 30 minutos.
Si quieres que se endulce, puedes añadir una cuchara de jarabe de arce o miel.

Disfruta 

Para más ideas sobre cómo ser más respetuosos con el medio ambiente, visita nuestra página y encuentra cientos de consejos fáciles y ecológicos

Deja una respuesta